Escuela Técnica Superior de
Ingeniería y Sistemas de Telecomunicación
Universidad Politécnica de Madrid

Curso 2012/2013


Iván Garrido Gómez, Grado en Ingeniería Telemática, Cracow University of Technology:

Cracovia es simplemente una pasada. Una ciudad preciosa, con muchísima historia y sobre todo, muchísima vida y ocio. Al ser una de las ciudades con mayor número de universidades de Polonia, el ambiente que hay como podéis imaginar es muy muy joven y estudiantil. Las ofertas de ocio son infinitas (más de 300 bares en la zona central, "Stare Miasto").
En cuanto al idioma… he de ser sincero y puede hacerse duro al principio. El primer día que me acerqué a la universidad prácticamente nadie en recepción hablaba inglés, por lo que fue un poco una odisea. Pero una vez te acostumbras, te puedes mover como pez en el agua. Prácticamente toda la gente joven habla inglés sin problemas, por lo que todo es echarle un poco de cara y pedir ayuda a alguien joven.
Los polacos son gente muy peculiar, quizá un poco más fríos que los españoles pero en el fondo la mayoría muy simpáticos. Además, muchos chapurrean o están aprendiendo español, no sé por qué, pero les encanta España y los españoles. Y las polacas en general son guapísimas xD
El nivel de vida en Cracovia y en Polonia en general es muy inferior al de España, sobre todo en tema de alimentación, transporte, alojamiento, fiesta,… Por lo que en mi opinión lo hace un destino Erasmus idóneo. Sin embargo, para electrónica, ropa, etc., los precios son muy similares.
La Universidad Politécnica Krakowska dispone de varios campus universitarios, uno en la zona más central de Cracovia, y otros 2 a Este y Oeste. Es muy fácil acceder a ellos ya sea a pie (unos 10 minuntos al más céntrico) o mediante tranvía (unos 15 minutos a ambos campus desde el centro). Las residencias de la universidad, sin embargo, están un poco alejadas. Yo creo que la mejor opción es compartir un piso cerca del centro, aunque puede estar bien estar en la residencia durante los primeros meses para conocer más gente.
El transporte público es bastante barato, un billete sencillo para estudiantes de 20 minutos cuesta 1.40zl (0.35 €) y el abono para 6 meses son unos 40€  aproximadamente. En alojamiento compartiendo piso por el centro os puede costar alrededor de 1000-1200 zl (250-300€) con todos los  gastos incluídos.
Hay un amplio servicio de autobuses y trenes, que aunque son un poco viejos y lentos, cumplen su cometido por precios bastante bajos. Por lo que visitar ciudades como Podnan, Zakopane, Gdansk, etc es obligatorio bajo mi punto de vista. También es relativamente fácil visitar Ucrania (Lviv) y la Rep. Checa (Praga), algo que aún tengo pendiente.
El aeropuerto de Cracovia se encuentra a unos 20 minutos en tren. El billete os costará unos 2.5 € y en 20 minutos os deja en la estación central Krakow Glowny, al lado de Galeria Krakowska, uno de los mayores centros comerciales de la ciudad.
Sé que todos los Erasmus pensarán que su ciudad es la mejor, pero de verdad, si tenéis oportunidad, Cracovia es LA CIUDAD.
Do widzenia!


--------------------------------------
Erasmus en Cracovia
Gabriele Galiero Casay, I.T.T. en Sistemas de Telecomunicación, Syracuse University:

"Syracuse University Exchange Program": La universidad de Syracuse se ubica en el norte del estado de New York, muy cerca de la frontera con Canadá... [+]

--------------------------------------
Irene Sánchez Prieto, Grado en Ingeniería de Sonido e Imagen, University of New Mexico:

Un día de repente, cuando ya ni te acuerdas de que habías pedido intercambio a Estados Unidos, te dicen: "Te vas a Albuquerque, New Mexico". Tuve que meterme en Google Maps para comprobar que, efectivamente, me iba a una ciudad perdida en medio de Estados Unidos.
Luego llega el momento en el que les comentas a tus amigos que te vas a Albuquerque y compruebas que la ciudad es famosa: "Ah! Te vas con los isótopos de Albuquerque (capítulo de los Simpson)" o "Ah! Te vas a la ciudad de Breaking Bad".
Pero al final llegó el momento, y cuando todo el mundo estaba en agosto de vacaciones, yo me tuve que ir a Albuquerque.
Ya desde el primer día empecé a alucinar con la vida americana. Lo primero que hice fue ir al supermercado, y me encontré que al lado de los champús ¡podía comprar pistolas! Al día siguiente fui a la universidad. Tuve que coger un plano porque era imposible situarse en un campus que es casi tan grande como la ciudad: un estadio de fútbol americano, otro de fútbol, otro de baloncesto, otro de volleyball, otro de béisbol, dos piscinas cubiertas, tres gimnasios, y piensas: "ya sé por qué cuesta tanto estudiar en Estados Unidos". El fútbol americano aquí es casi una religión. Cada vez que hay partido montan una fiesta increíble.
La vida universitaria es muy diferente. Todos los días hay algún evento. Cuando no juega un equipo de la universidad, ponen una tirolina en medio del campus o se ponen a hacer un concierto... Además todas las semanas la oficina de estudios internacionales organiza eventos para los estudiantes internacionales.
Las clases son también bastante diferentes. Aquí todas las semanas tienes deberes, quizzes y trabajos de todas las asignaturas, pero haciendo todo lo que te mandan la gente saca muy buenas notas al final.
Siempre llega un momento que piensas: bueno ya que Albuquerque está en medio de América y la gasolina cuesta un tercio de lo que cuesta en España, vamos a aprovecharlo. Cuando este momento llega, es cuando realmente te das cuenta de lo mucho que merece la pena haberte ido a Albuquerque: Santa Fe, White Sands, Grand Canyon National Park, Monument Valley, Las Vegas, Phoenix... y todo esto en un radio de 8 horas en coche.
Los americanos han sido desde el primer momento gente muy acogedora, abierta y encantados de enseñarte su vida y de que te unas a su grupo de amigos.
Llevo ya tres meses aquí y desde luego pienso que venirme aquí es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida así que os animo a todos a estudiar un tiempo en el extranjero, estoy segura de que no os vais a arrepentir.

Consejos últiles antes de irte a EE.UU.

Vídeo de Alburquerque, New Mexico, EE.UU:
http://www.youtube.com/watch?v=mBGU4nsvcyI



--------------------------------------

Partido de fútbol americano en la UNM

Estudiantes internacionales de la UNM en Las Vegas

Jon Artiaga Garcia-Miguel, Grado en Ingeniería de Sistemas de Telecomunicación, Lodz University of Technology:
Nunca es tarde para irse de Erasmus, eso es lo que me dije cuando decidí venir a hacer mi proyecto en Lodz a los 26 años. Experiencia increíble, que ya estoy saboreando desde el primer día que llegué. Con sÓlo una semana en este país, ya he podido comprender la verdadera esencia de ser Erasmus y sentirte un poco más Europeo en estos tiempos que corren.
Lodz es la tercera ciudad por habitantes de Polonia, llegando hasta los 700 mil. Esta ciudad de origen industrial, bastante desconocida entre los españoles, está a unos 150 km de Varsovia, y es justo el centro geográfico del país, lo que hace que sirva de nexo de unión con todas las grandes ciudades. Para los Erasmus significa poder viajar por todo el país de forma muy fácil gracias a sus comunicaciones por tren y por autobús.
Nada más llegar lo que me he encontrado es con un país con ganas de reinventarse a sí mismo y abrirse a Europa. Lodz es ejemplo de este cambio que se está produciendo en el país, siendo una ciudad que se está renovando día a día, abriendo museos y grandes centros culturales y comerciales, que están siendo el eje donde comienza a girar la vida de los habitantes de esta ciudad.
La universidad en la que se desarrollará nuestra vida universitaria es la Politécnica de Lodz, que es un gran campus que se extiende por varias manzanas y que aglutina todas las carreras técnicas. A menos de 5 minutos  se encuentran todas las residencias, donde los estudiantes Erasmus vivimos. La universidad creó hace unos años una facultad para los alumnos Erasmus conocida como IFE (Internacional Faculty of Engineering) que permite a los alumnos impartir sus clases en inglés. De esta facultad sólo puedo dar una opinión muy positiva, ya que desde el primer momento se han volcado en ayudarnos en todo lo que han podido. Además, esta universidad tiene un grupo para los Erasmus conocido como ESN, que prepara todo tipo de actividades, eventos y excursiones, para que todos los Erasmus de todos los países nos conozcamos y podamos conocer mejor el país.
Venir a Polonia de Erasmus puede ser una de las mejores experiencias que tengáis como estudiante. Así que, si queréis conocer gente de todas partes de Europa, aprender inglés y disfrutar este país, no os lo penséis ni un solo instante.

--------------------------------------

Erasmus en Lodz, Polonia

Cartel semana bienvenida a Erasmus en Lodz

Sally Castro Martín, I.T.T. en Sonido e Imagen, Jade Hochschule:

Oldenburg es una ciudad pequeña situada en la Baja Sajonia (Niedersachsen) al noroeste de Alemania. Hay de todo, parques, tiendas, muchas Apotheke (farmacias) ect.
El clima por esta región es frío, pero se puede llevar bien, cuando llueve lo hace sólo por unos minutos y después sale el sol, vuelve a llover y a salir el sol y así se pasa todos los días, cuando no está nublado o hay cuatro días de sol.
Lo que más me ha gustado de esta ciudad ha sido la posibilidad de ir en bicicleta a todas partes, aunque llueva o nieve. En unos 15 ó 20 minutos estás en casi cualquier parte de la ciudad.
La vida de estudiante es muy fácil en Oldenburg, hay una empresa asociada a las dos universidades que hay en la ciudad que se encarga de buscar alojamiento. El precio de comida y ocio en comparación con Madrid es más barato. Hay gran oferta cultural, de ocio y deporte. Se celebran en la ciudad varios festivales de música, cine y teatro durante todo el año.
La universidad Jade Hoshochule es pequeña pero tiene buenos recursos que están a disposición de los alumnos casi las 24 horas del día. Hay una estrecha relación entre profesores y alumnos. Esta universidad se dedica en el ámbito de la ingeniería al sonido sobretodo (electroacústica, acústica ..) y en particular a la telemedicina (construcción de audífonos, procesado de la señal, psicoacustica .. etc ) , también son expertos en grabación musical, sobre todo música clásica. Las clases se imparten en alemán, aunque los profesores siempre están dispuestos a ayudar con explicaciones en inglés.
La universidad tiene un programa de alumnos internacionales en el que se ofrece desde acto de bienvenida, curso de alemán (2 semanas), excursiones, hasta reuniones temáticas para que cada grupo de alumnos realice una presentación de su país con los gastos a cargo de la universidad.
En la universidad se obtiene por un precio de alrededor de 200€ un “semester tiket” que se usa como carnet de estudiante, préstamo en bibliotecas y  como abono transporte, con el que se puede viajar “gratis” por toda la zona de baja Sajonia, llegando a ciudades como  Bremen, Hannover o Hamburgo.
La ciudad tiene una escuela de idiomas y centro cultural en la que se puede avanzar rápidamente con el alemán a un precio bastante asequible. Por esta zona casi todas las personas hablan por lo menos alguna palabra en inglés, desde jóvenes hasta personas mayores, muy importante a la hora de desenvolverse los primeros meses ¡cuando el alemán suena a chino!, por hacer un símil, aunque claro suena a alemán que es peor.
Ha sido una experiencia inolvidable conociendo gente de distintos países, viajando y aprendiendo las costumbres e idioma alemanes.


--------------------------------------

Estudio de audio en Jade Hochschule

Aula en la Jade Hochschule

 

Miguel Jesús Alija Fuertes, I.T.T. en Sistemas de Telecomunicación, KTH:
Muchos sólo hablan de Estocolmo y de Suecia cuando se hace referencia al invierno y a las pocas horas de luz, pero la verdad es que desde que llegas aquí... entiendes como le da esta gente "color" a su vida y a su ciudad.
Cogemos el autobús desde el Aeropuerto y ya te das cuenta de lo que es compatibilizar un país verde y cosmopolita en esencia, y una vez llegados a Estocolmo impresiona: una ciudad de 1,5 millones de personas, con 14 islas conectadas por 57 puentes, cientos de barcos, ferrys, donde el deporte y el alto nivel de vida son casi una religión. Como era de esperar, todo el mundo habla sueco y se relaciona en su idioma, pero es de agradecer que hablas con una persona de 50-60 años y todos y cada uno de ellos habla un inglés fluido y de libro.
Cuando nos acercamos por primera vez a un supermercado o al metro, vemos que todo el mundo se fía de tu buena voluntad: puedes entrar con tu mochila a cualquier tienda, si tu tarjeta magnética del transporte público no funciona te abren la puerta... incluso hay zonas en la Universidad donde puedes hacer fotocopias, y luego tienes que acercarte a un mostrador a pagarlas (no se contabilizan... tú tienes que decir cuantas copias has hecho).
La ciudad es impresionante, con la ciudad vieja (Gamla Stan), el Palacio Real, el museo Vasa (con un barco del siglo 17 rescatado integro del fondo de mar), y el salón de los Nobel, donde se celebra la entrega de los famosos premios. Digno de ver y de visitar tanto para turistas como par estudiantes.
La Universidad... es increíble. Presumen de ser uno de los mejores sistemas educativos del mundo, donde puedes encontrarte salas de informática por todo el campus, con un cuidado de las instalaciones asombroso, cafeterías y zonas de descanso en cada edificio, gran cantidad de material informativo y de ayuda al alumno, y una integración de la tecnología en el día a día muy superior a la que estamos acostumbrados (tengo una tarjeta personal para la biblioteca, otra para el campus principal, otra para mis laboratorios y el campus de telecomunicaciones, una llave magnética para la entrada y los pasillos de la residencia... todo ello con un sistema informático integrado en la red).
El ambiente internacional es algo común. Andar por el campus significa ver a 3-4 extranjeros de cada 10 personas que circulan por el mismo. La KTH tiene una oficina exclusivamente para gestionar el alojamiento de varias residencias por el norte y por el sur de la ciudad, donde aloja a sus alumnos o les ayuda a buscar piso. Normalmente las residencia son cuartos individuales en "corridors", donde compartes una cocina y un salón común, y tienes tu bañoo personal en tu cuarto (en mi caso he "caido" en una residencia de las nuevas y el cuarto tiene 25 metros cuadrados).
Las clases... nada que ver con España. Un sistema educativo gratuito para los ciudadanos de la UE, donde han nacido empresas como Ericcson, H&M, Yoigo, Volvo, etc... y donde estas trabajan día a día, y donde se puede ver que la universidad y la empresa son una única realidad en sus intereses comunes. Las clases amenas... relajadas, muy prácticas... donde se trabaja continuamente el trabajo en equipo. Aquí no se "castiga" para enseñar... sino que se premia el esfuerzo y se anima a aprender cada día un poco más.
La experiencia... increíble, la educacion... de matrícula.... la experiencia Erasmus... IMPRESIONANTE.
Quién sabe... quizás los que os animéis a estudiar aquí en el futuro me encontréis por la Universidad o trabajando por aquí... Y si no os decidís por esta aventura, dejaréis de conocer uno de los mejores sitios para un Erasmus, para estudiar y con mejor proyección laboral para un ingeniero.


--------------------------------------
Erasmus en el aeropuerto de Estocolmo
Erasmus en Estocolmo
Erasmus en Estocolmo
Erasmus en la KTH
Óscar Palomo Díaz, Grado en Telemática, Mälardalen University:

Mis ganas de mejorar mi nivel de inglés y de salir a conocer cómo es la vida en los países nórdicos me trajeron de  Erasmus a Västerås ["vesterós"], ciudad situada unos 100 kilómetros al oeste de Estocolmo. La ciudad, en lo que a habitantes respecta, es pequeña si la comparamos con Madrid: unos 140.000. Sin embargo, el abanico de actividades que se pueden realizar aquí es muy amplio, ya que Västerås y sus alrededores cuentan con unos paisajes y bosques extraordinarios, además de tener el tercer lago más grande de Suecia: el lago Mälaren, conectado marítimamente con el mar Báltico.
La universidad, Mälardalens Högskola, cuenta con más de 13.000 estudiantes repartidos en 2 campus, Västerås y Eskilstuna (a unos 45 km de Västerås), que están comunicados por un servicio de autobús gratuito para los estudiantes. La universidad presume de ser la primera en el mundo certificada medioambientalmente de acuerdo al estándar ISO 14001. Cuenta con unas instalaciones magníficas, entre las que se encuentra una biblioteca con un diseño muy atractivo. En las 4 escuelas con las que cuenta se estudian una amplia gama de titulaciones y, a pesar de que no hay ninguna de Telecomunicación, existen gran cantidad de asignaturas que podemos cursar, ya que existen varias titulaciones de Ingeniería como Ingeniería del Software. El sistema académico sueco, gratuito para los ciudadanos de la UE, divide cada semestre en dos periodos y lo normal es cursar dos o tres asignaturas en cada uno de ellos. Yo tengo dos asignaturas, además del curso “Swedish for Foreign Students” (ofertado en ambos semestres con 4 niveles diferentes). Aquí prima el trabajo en equipo sobre el individual y el número de horas de clase es ampliamente inferior al de España. La universidad está muy cerca de las empresas, aspecto que siempre he echado de menos en España, haciendo que la salida al mercado laboral sea mucho más sencilla y rápida, ya que además en esta provincia, Västmanland, operan empresas importantes como Volvo, ABB o Ericsson.
Casi todos los suecos hablan un inglés fluido y a años luz del que se habla en otras partes del mundo (aún no he encontrado un sueco, por muy mayor que sea, que no lo hable), lo que hace Suecia un destino fantástico para mejorar el inglés. El “Student Union” cuenta con un edificio llamado Kåren, con diversas instalaciones como restaurante, discoteca, pub/cafetería y una amplia terraza exterior. Todas ellas funcionan gracias a estudiantes voluntarios que realizan una labor encomiable. La vida universitaria es mucho más excitante que en España (y no solo para los Erasmus). Valga como ejemplo las “Rookie weeks”: primeras semanas de curso en las que se realizan numerosas actividades como los “Student Olympic Games”, en los que participé como integrante del equipo internacional, y sin duda fue uno de los días más divertidos que recuerdo.
La vida en mi residencia, Hülphersgatan, es genial. Vivimos 9 estudiantes de diferentes países de Europa (2 más en la base), que compartimos la cocina, dos baños y un salón común, lo que hace que estemos muy unidos y formemos una gran familia, realizando una gran cantidad de viajes y actividades juntos.
En definitiva, en tan solo tres semanas creo que puedo decir que esta va a ser la mejor experiencia de toda mi vida.

Si quieres saber más, acude a mi blog: https://palomontheworld.wordpress.com/. No dudes más y ¡vete de Erasmus!


--------------------------------------
Entrada principal MDH
Estudiantes jugando al voley en Vasteras
Erasmus en Vasteras